Sábado 11 de noviembre nuevamente en el barrio porteño de Palermo, mientras el sol dejaba la postal de un día perfecto, camino al predio que alguna vez fue un boliche bailable (ahora devenido en lugar para que las bandas toquen afortunadamente) ubicado sobre la calle Borges, para asistir a una nueva visita del más joven de los Ramones vivientes, C.J Ramone, nuevamente en una visita cargada de fechas por todo el ancho del conurbano junto a otro exponente del punk que ya lo había acompañado en la visita del año pasado, (el japonés Jiro Okabe)., también sería de la partida Sonia Chammah y las bandas Oculta Identidad, No Me Importa y Trapo Clonax.


 

Alrededor de las 17:30 hs se abrieron las puertas y mientras las personas tranquilamente iban acomodándose sobre el escenario es cuando sale la primera banda. Oculta Identidad toma la posta y comienza su set, la banda de Hurlingham conformada por bajo y voz, guitarra y coros y batería dió un contundente set, temas rápidos (no superarían los tres minutos) y letras cargadas de mensaje contestatario social, junto a un gran sonido que perduro durante todas las bandas podemos decir que la banda dejó una gran muestra de carácter siendo la primera en abrir la jornada.


 

Sets de treinta minutos exactos dio cada banda para demostrar todo lo que saben hacer en el escenario, sumado a un equipo que preparaba todo de manera rápida entre una performance y otra, Sonia e Intensos fue la segunda banda en tomar el micrófono y tomar el escenario por delante, una mezcla de pop punk o punk rock ,cabe mencionar que es una banda que tiene un gran dominio de las tablas y ya muchos shows dados, Sonia alterna perfectamente entre canciones donde sólo interpreta las voces, como cuando toma la posta de la segunda guitarra para entrar en el círculo que cierra la banda, buen manejo del tempo sin ser muy estridentes pero demostrando perfectamente el mensaje de cada una de sus letras, para cerrar su presentación seria el tema cantado en ingles que da nombre a su placa en solitario en colaboración con Jiro Okabe y Alex Kane grabada en USA (Welcome On Board)


 

Con gran caudal de gente en el recinto, la tercera banda toma el control de las tablas, una propuesta de zona sur (Lomas de Zamora) quien ataca por sorpresa con una intro de un popurri instrumental de temas de los Ramones. Los acordes y tomaron más fuerza en los coros, la banda No Me Importa mostro un poderoso set con un gran sonido y quizás la inclusión más novedosa de todas las bandas a sus temas, porque esta banda introduzco partes de saxofón a los temas y, hay que admitir que combinó perfectamente con lo que la banda trató de mostrar, una inyección de nuevo a temas concisos. No Me Importa logro el cometido para seguir dejando la vara en alza, cerrando su set con el tema “Vos te vestís de mi” sin dudas es una propuesta interesante para seguir de cerca.


 

 

Siendo ya casi las 20:10 toma la posta la banda Trapo Clonax ,tuvo que sortear algunos desperfectos técnicos con las guitarras durante su set pero no impidió que eso pudiera llevar a cabo una gran performance, dedicando un tema a la hermana del cantante que falleció tiempo atrás, fue el punto más alto de la presentación donde se pudo ver el emotivo mensaje y la energía que desplegó el tema por sí solo. Mención aparte a la versión en castellano de “Psycho Therapy” que dejó a todos muy satisfechos.


Eran las 21hs y nos quedaban ya las dos presentaciones internacionales en salir a escena, ya con todo el público expectante y ansioso, a las 21:10hs sale a tomar la posta el japonés Jiro Okabe y su banda, podemos hacer un análisis un poco más detallista sobre todo. Para los que no conozcan nada sobre él, es el primer asiático en conformar una banda de punk en Estados Unidos con un nivel de éxito bastante considerable con Kamikazi, durante los años ‘90 estuvo del otro lado de la música como productor y dueño de la fabricación de guitarras Mosrite y he aquí donde comienza la conexión Okabe-Ramones porque es Johnny quien empieza a utilizar sus guitarras y a partir de ese momento quedo la unión eterna entre él y la banda que aún hoy sigue vigente, porque Jiro ya conformó la banda de Richie, tocó con Marky y salió de gira con C.J.

La escencia Ramone se sentía en la atmosfera y fue el único que se permitió tocar temas de la mítica banda, sonido punk de la vieja escuela, mucho amor propio, mucho despliegue por el escenario y agradecimiento constante para todos los presentes, donde la gente acompañó a mas no poder los temas “Today Your Love, Tomorrow The World”,”Somebody Put Something In My Drink” y el cierre a cargo de “Something To Believe In”, que cerró de manera perfecta su perfomance.


 

  

Es imposible quizás hacer un breve análisis de lo que significa la palabra Ramones en nuestro país, dejando de lado la tonta idea de que para algunos significa una burda marca de ropa, y hablando más en conocimiento de lo que toda una banda puede generar en un país muy distante del de origen, e incluso se puede asegurar que el éxito logrado y vigente en estos días es muy superior al que pudieron alguna vez lograr como banda en su país natal. C.J Ramone fue el encargado de dejar a todos sumamente satisfechos con todo el poder que mantiene vigente, porque no sólo viene a dar un golpe a la nostalgia con el legado Ramone sino que, también sigue haciendo música y, esta visita sería en el marco de la presentación de su tercer disco “American Beauty”. Todos los condimentos estaban dados, los equipos estaban conectados a los amplificadores (nada de pedales o agregados, solo amplis e instrumentos), jean y remera junto a clásica gorra, mirar de frente a la gente, el ya mítico conteo (One,two,three,four..) y todo comenzó a tener sentido.

Si hay algo que no podemos objetar es la energía que despliega durante todo el show que entrega a la gente, la voz que aún conserva intacta a los registros de cualquier disco de los Ramones (es más nostálgico todavía) que incluso sin incluir un tema que no puede faltar nunca en cualquier recital de un miembro activo de los Ramones haya pasado desapercibido (Blitzkrieg bop) da muestra de que la gente sale completamente satisfecha ante lo que C.J puede otorgar en cualquier show. El sonido acompañó percfectamente y la gente se lo hizo saber, cantando a la par todos los temas, destacando varios temas como “Comando”,” Do You Wanna Dance” o” The KKK Took My Baby Away” que fue muy festejado. Pasó nuevamente C.J Ramone por nuestras tierras en un gran arsenal de shows por todo el conurbano, dejando el legado de Ramones siempre vigente, ese amor que comenzó hace más de 30 años y aún mientras la gente siga cantando Hey Ho, Let’s Go!! Queda todavía más material nuevo de C.J en el futuro, y también un par de visitas, es la parada obligada por cualquier artista, y nosotros seguiremos esperando firmes como ese primer Obras….

Cobertura por Máximo Castro

Agradecimiento a Matías Digiano por la acreditación
P.H: Máximo Castro

 

 

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here