…-“El 24 de Marzo, declarado en 2002 como “Día Internacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia” en repudio a los crímenes cometidos por la última dictadura militar,  constituye una oportunidad para que todos reflexionemos acerca del significado y las consecuencias de la violencia de Estado, al tiempo que nos convoca como ciudadanos a participar activamente en la defensa de los valores democráticos y de las garantías constitucionales.

 

El Terrorismo de Estado es una de las experiencias más injustas y sangrientas que le pueda tocar vivir a una sociedad. A 42 años del último golpe militar en nuestro país, es fundamental evitar que estos hechos caigan en el olvido. La memoria reproduce y alimenta el reclamo por la justicia: una justicia que demora pero alcanza  e intenta reparar las consecuencias de las  acciones más violentas que sacudieron  la historia argentina.

Pensar el autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional” como Terrorismo de Estado supone rechazar el imperio del terror como método para salvar las diferencias que implica la convivencia política, y recordar los crímenes de lesa humanidad y los abusos de poder para proclamar nuestra voluntad de generar las condiciones de posibilidad para que NUNCA MÁS tengan lugar en nuestro país. Pero es también evaluar los efectos a largo plazo de este régimen sobre los ciudadanos, entre los que se destacan el miedo a reclamar justicia, la desmovilización, la ruptura de los lazos solidarios y la estigmatización de la participación política, en particular entre los adolescentes y jóvenes”-….

 

Texto: Mercedes Ponzio & Florencia Casanova

 

Fotos: Gabriela Bagruzzi

 

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here