El sábado 28 de Julio era el desafío ideal para los organizadores del HeavyNoise, quienes en su cuarta edición desembarcaban en un lugar como el Teatro Vorterix apostando a terminar de ubicar en la escena al festival.

La noche comenzó con el debut en los escenarios de NVLO y su propuesta que oscila entre un hardcore y death metal, para aquellos que nunca escucharon hablar de la banda les contamos que es un proyecto paralelo del guitarrista de Poesía de Guerra.

El cronograma repartido horas antes se respetaba a rajatabla y en base a eso sabíamos que los próximos en tocar eran los integrantes de NUM. Su propuesta más orientada al metal moderno, descripta por ellos como “crudo, grave y potente”, fue un momento de mucha euforia y se notó la conexión de NUM con el público.

A esta altura habíamos sobrevivido a dos terribles bandas y en las agujas no habían pasado las 20 hs.  Momento en el cual subió al escenario Dragonauta, uno de los referentes

 del Doom local que lleva consigo casi dos décadas de trayectoria y una formación renovada. La banda se impone sobre el escenario con canciones nuevas que per

tenecen al disco, pronto a editarse, “Entropicornio” y clásicos de la banda. Los nuevos integrantes le aportan una frescura que se percibe en los temas nuevos y se contagia en los concurrentes cuando los vemos tocar.

No había vuelta atrás estábamos ante un festival que se acercaba al plato fuerte de la noche pero antes nos faltaba el poderoso setlist preparado por Avernal. El telón se corrió y sonaron los acordes de “El profeta y la carroña”, el sonido en todo momento estuvo a la altura del festival. Los temas nuevos intercalados fueron sonando con viejos clásicos como “Catalepsia”,  del disco “Avernal”.

Ese sonido ganchero y poderoso que pregonan con su death & roll te mantiene todo el tiempo con la cabeza en movimiento. Para los que no han visto a la banda aún se la recomendamos ampliamente. Su extensa trayectoria los encuentra en el punto más alto de convocatoria y ahora entendemos porqué.

La noche estaba en el momento justo para disfrutar del plato principal de la noche

Luego de una introducción y su nombre en la pantalla que se ubicaba detrás de la batería, le llegó el turno a O’ Connor , acompañado por Pablo Naydon en batería, Lisandro Alvarez en guitarra y Karlos Cuadrado en el bajo.

El tema elegido para arrancar el show fue ¿Quién Pudiera?, incluido en el disco “Río Extraño” y siguió durante toda la presentación con una lista balanceada y contundente, en dónde llamó un poco la atención que no haya interpretado temas de Hermética. Es así que se sucedieron temas de todos sus discos solistas, desde su lejano debut en “Hay un Lugar” hasta el reciente “La Grieta”, con canciones como “Egos en Liquidación”, “Canibal”, “Diminitudes” para el delirio de los metaleros presentes.

El cierre de la noche fue para el clásico “Se extraña araña” y el aplauso final del público marcaba una aprobación total a las bandas, a la fecha, a la organización y sobre todo a lo que vendrá porqué la continuidad del festival está asegurada.

 Como se titula el primer disco de Claudio “Acá hay un Lugar” ese lugar fue el Teatro Vorterix y la cita el festival HeavyNoise.

 

 

 

 

Por: Jonathan Punos

Ph: Gabriela Gauna

Agradecimiento a Jesica Kusnier por las acreditaciones

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here