El segundo sábado del mes de Julio los esperaba, en la zona norte era la cita y las bandas soportes fueron apareciendo de a una en el City Bar, reducto rockero por excelencia.

La primera en subir fue CAMARO, luego ARKEN y por último QUETZAL. Las tres bandas con estilos que se orientan alrededor del hard rock y el rock pesado fueron generando el clima ideal para el plato principal de la noche.

En el marco de la gira “Desconexión Tour”, Lörihen se hizo presente sobre el escenario pasadas las 10 de la noche y todo fue euforia. La banda abrió el show con el potente tema “Bajo la Cruz”, forma excepcional de transmitirle a la gente que la noche iba a ser intensa.

El set-list incluyó temas como “Animal”, “Cuando tus brazos caen”, “Extraños signos”, y otros tantos arraigados en el público que ya son clásicos.  

“Libertad” y “Triste historia de Poder” pertenecientes al reciente disco “Desconexión”, y que en Octubre estarán presentando en el Teatro Vorterix de manera oficial, también formaron parte de la velada. 

Luego de interpretar “Vida Eterna” y con las agujas marcando casi una hora y media de show se nos vino el final de la noche.

La velada finalizó con el cover siempre vigente, “Highway to Hell” de AC/DC y los papelitos volaban por el aire.

Un párrafo aparte para Ezequiel Catalano, quien con el correr de los recitales se observa cada vez más afianzado reemplazando al histórico miembro de la banda Julian Barrett.

Así se fue un nuevo show de la banda y la sensación de que siempre dejan todo en el escenario. 

Por Jonathan Punos

Agradecemos la acreditación a Emiliano Obregón

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here