El reciente reinaugurado El Teatrito (en un nuevo y bonito local luego de años de estar desaparecido del circuito) fue la sede para una de las fechas más prometedora del Folk y/o Pagan Metal de este año. Los feroeses TÝR y los rusos de Arkona volvían a Buenos Aires en un show doble acompañados de los locales Tersivel quienes abrían la fecha.

A las 19:30 y con el público recién ingresando al recinto comenzó a escucharse la intro Deorum Statui Cultum seguida por Argentoratum del último y brillante disco de Tersivel “Worship of the Gods”.

Para quienes conocen la banda fue sorpresivo ver al grupo como power trío sin batería. Lian Gervino, cantante y guitarrista de la banda, se disculpó ya que por una cuestión personal el baterista no pudo completar la formación de Tersivel, por lo que tuvieron que recurrir a batería en pista.

La propuesta de Pagan Metal basada en la cultura del imperio romano continuó con This Day with Pride, uno de los caballos de batalla del “Worship” y luego con The Heathen Sun of Revenge del primer disco “From One Pagan Brotherhood”. El sonido en todo momento fue claro y las arengas de la banda tuvieron sus réplicas por parte del público que crecía en concurrencia, demorado por los cortes por manifestaciones de las calles porteñas.

Como sorpresa la banda incluyó Satyrs Wine – Part II – un nuevo tema inédito y el setlist prosiguió con Walls of Ctesiphon y Dignitas para cerrar con la joya As Brothers We Shall Fight del primer cd.

Es difícil calificar o dar una opinión con una banda que no está completa pero que quien escribe esta crónica, conoce tanto en vivo como en estudio. Sin tapujos y poniendo lo apreciado en la balanza puedo afirmar que Tersivel estuvo a la altura de la fecha y con una propuesta como no hay en Argentina. Es una lástima que toquen tan poco.

ARKONA / Аркона

Luego de varios años sin pisar suelo argentino llegó el turno de los rusos de Arkona con la presentación de su nuevo disco “Khram” y motivo de la gira.

Con toda la escenografía armada y el telón abierto la frontwoman Masha se paró sola frente al escenario a recitar la intro Mantra mientras la banda se acomodaba en sus lugares y los ritmos tribales de su última placa comenzaban a ser ejecutados.

Sin dar respiro, y con una seguidilla de temas de “Khram”, pasaron de corrido al oscuro Shtorm con un público que hacía headbanging y gritaba al unísono formando parte de la ambientación del show.

Luego continuaron con Tseluya zhizn’ y V pogonie za beloj ten’yu con Masha abierta de brazos agitando al público para obtener una respuesta instantánea que se fue mezclando con el silencio a medida que los cambios en música del Folk Metal a un Black Ambient se apoderaba del lugar para finalizar la lista de temas nuevos con el outro de Mantra.

 Goi, rode, goi!, el tema dedicado al dios Rode, creador del universo para la cultura eslava y los ritmos de la gaita y el acordeón hicieron enloquecer a todos mientras Masha agradecía en castellano.

 Así pasaron Zakliatie, Arkona, Ot Serdca k Nebu y Kupalets. Un aspecto interesante de Arkona es la versatilidad de los instrumentos y las melodías que eligen, tienen una excelente gama de cambios de estilos que suman mucho mientras Masha se mueve, arenga, hace ademanes y contagia a un público que en ningún momento paró de cabecear. Para destacar del resto de los músicos el encargado de los vientos Volk” Reshetnikov es el único que se integra con su presencia al show mientras que los otros se dedican a ejecutar la música.

 El final vino con Stenka na Stenku y su alegre ritmo de acordeón que devino en un pogo y en una arenga gigantes para concluir con Yarilo, otro de los temas más folkers de la banda que dejó a todos gritando por Arkona mientras Masha agradecía y prometía vernos pronto.

 Así cerró Arkona su nuevo paso por Buenos Aires, una banda por demás interesante que ha sido capaz de pasar fronteras con su propuesta netamente en ruso, su idioma nativo, y es algo de admirar y festejar. Спасибо.

TÝR

 Tras el cierre de Arkona llegaba el segundo plato fuerte de este Pagan Fest. Al igual que los rusos, los feroeses de TÝR son viejos conocidos para el público local asiduos a las bebidas alcohólicas en cuernos y que adoran dioses escandinavos.

 Con la energía de que caracteriza a la banda, el setlist se inició con Gates of Hell, tema del nuevo disco que vienen posponiendo sin fecha definida y que se espera con ansias desde hace mucho tiempo. De cualquier manera esto no apagó el recibimiento del público sino que los cantos sonaron en lo alto y las cabezas comenzaron a agitarse. Blood of Heroes otro tema inédito del disco venidero hizo que los presentes se fundieran en abrazos y que se armara un moshpit.

Desde arriba del escenario la energía era recíproca: Attila Vörös, el nuevo guitarrista, no paraba de moverse por el escenario mientras que Heri Joensen, el cantante/guitarrista, agradecía en castellano los coros y los puños en alto de Mare of My Night.

Grindavísan del disco Valkyrja, el último disco que vio la luz en 2013, nos recuerda que los coros épicos pueden funcionarse con riffs agresivos, punteos de guitarra en un feroés natal que cambia totalmente el espíritu del show.

Y si hablamos de idioma nativo ahí estaban gemas como Regin Smiður, de la placa “Eric the Red”, Gandkvæði Tróndar y Sinklars Vísa de la placa “Land”, que con sus climas corales, con una mística guerrera y sus cambios de estilo hicieron que todo explote a puro Metal y la banda se pusiera a cantar a capella con el público. Se nota que lo de TÝR no es pose y que disfrutan en el escenario el compartir estas canciones y su cultura.

Ya adentrados en la segunda parte del show, no podía faltar el clásico Hail to the Hammer cantado al unísono mientras Heri Joensen levantaba su cuerno para brindar con los presentes y que el riff principal se coree y resuene en todo El Teatrito.

Mientras pasaban los temas  el pogo se hacía más grande, a tal punto que se hizo una ronda en donde se armó una suerte de “scrum” de metaleros para rebotar contra todo al ritmo de los riffs cada vez más pesados, característica que destaca a la banda de otras del estilo.

El falso final llegó con By the Sword in My Hand, con un Attila coreando y el bajista Gunnar H. Thomsen alentando al público desde el borde del escenario que provocó más fiesta de la que ya había con los coros pegadizos. A esta altura se sabía que quedaba una sola canción y qué cierre más épico, folker y ganchero que el esperado Hold the Heathen Hammer High que selló otro show internacional de los feroeses con gran calidad mientras los músicos se quedaban saludando a los presentes desde el escenario.

De esta manera pasó el NWM PAGAN META FEST IV por Buenos Aires. Tres bandas no tradicionales, con estilos definidos y que se diferencian del resto por los agregados culturales que supieron agregarle a su propuesta. El público contento con los cuernos en alto, brindando al saber que vio un show de alto vuelo de un estilo que no pierde vigencia.

SETLIST TERSIVEL

Deorum Statui Cultum – Argentoratum – This Day with Pride – The Heathen Sun of Revenge – Satyrs Wine Part II – Walls of Ctesiphon – Dignitas – As Brothers We Shall Fight

 SETLIST ARKONA

Mantra (Intro) – Shtorm – Tseluya zhizn’ – V pogonie za beloj ten’yu – Mantra (Outro) – Goi, Rode, goi! – Zakliatie – Arkona – Ot Serdca k Nebu – Kupalets – Skvoz’ Tuman Vekov

Stenka na Stenku – Yarilo

 SETLIST TÝR

Gates of Hell – Blood of Heroes – Mare of My Night – Grindavísan – The Lay of Thrym – Hall of Freedom – Regin Smiður – Gandkvæði Tróndar – Sinklars Vísa – Hail to the Hammer – Turið Torkilsdóttir – Grímur á Miðalnesi / Wings of Time – Tróndur Í Gøtu – By the Sword in My Hand – Hold the Heathen Hammer High

Por Guido Schemonnia

Ph: Gudo Schemonnia

Agradeciemientos a Gaby Sisti & Coco Cabrera por la acreditación

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here