El guitarrista argentino Claudio “Tano” Marciello lanzó en mayo del 2019 su último trabajo de estudio titulado “Crudamente”. El disco se compone de 12 canciones y 2 instrumentales; las cuales han sido grabadas en los Estudios El Pie y Quark durante los meses de febrero y marzo.

Con 45 años de trayectoria a cuestas y el reconocimiento de todo el ambiente del rock a su virtuosismo, el “Tano” nos trae su sexto disco con un sonido duro y contundente. Apoyado en los parches por su hija, Melina Marciello, en el bajo por Leonardo Radaelli y la acertada incorporación de una segunda guitarra a cargo de Giuliano Noé.

El material abre con un sorprendente “Cuenta costillas” una letra precisa interpretada por Claudio apoyado en un hard rock potente dejando bien en claro cuál es el sentido del disco.  

“Es tierra y fuego no la compliques, es agua y aire no contamines” se escucha bien claro en “Manos invisibles”, el segundo tema de la placa y no menos intenso que el anterior. Con esa inercia podemos escuchar en la misma línea “Reunidos” y “Déjalo ver”.

El tema más rutero queda en manos de Melina, “Viajeros” tiene esa cualidad de quedarte sonando por mucho tiempo en la cabeza. Para continuar el concepto de banda todo terreno, en “El grito” Leo se pone al frente y nos canta “Piensa muy bien lo que dirás, se está acabando el tiempo” hasta como una declaración de principios. La voz vuelve a estar a cargo de Marciello en “Contá conmigo” y continúa hasta el final del disco de esa manera. A esta altura es aconsejable llenar el tanque y sentarse a escuchar de corrido los temas “La Niebla”, “Ser” y “Entre las Piedras” tan potentes que nadie puede permitirse bajar el volumen o tomarse un respiro.

En “Luz de la mañana” nos encontramos con una poesía directa y precisa que descansa en un riff terrible y casi distintivo para que luego de 2.36 minutos nos demos cuenta que el tema no da respiro.

Un aguerrido “Veo” completa el manual de temas poderosos que han incluido en el material.

Se impone a ésta altura “Cordillera de los Andes”, expresando sonidos populares bien relacionados con nuestro folclore de una manera excepcional. Esa veta que bien sabe explorar desde la época de Almafuerte.

Para el final un instrumental impecable “Ahí nomás” con el invitado Catriel Ciavarella en los parches, lejos de dar la sensación de finalizar el material nos deja con ganas de más, es como cuando en las películas nos ponen la leyenda “Continuará”.

Pero nadie crea que estamos ante un proyecto solista pensado para que se luzca el violero, eso no sucede y queda evidenciado a lo largo de todo el disco. Hay poderosas baterías, mucho riff, distorsión, arreglos y mucha velocidad.  

CTM se encuentra en la etapa de madurez como banda, “Dejando todo al andar” como bien expresa su poesía.

INTEGRANTES :

  • Claudio “Tano” Marciello (Guitarra y voz)
  • Leo Radaelli (Bajo)
  • Melina Marciello (Batería)
  • Giuliano Noé (Guitarra)

Por Jonathan Punos

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here