Segunda fecha del vigésimo aniversario de Icarus Music en Groove y la compañía discográfica traía como set principal a Lacrimosa. Una gran jornada que se completaba con Bloodparade, Eva e Inazulina, grandes bandas de la escena nacional del Electro/Goth y del Metal más Alterno.

La gran sorpresa fue encontrarse con un excelente sonido e iluminación para las tres bandas de apertura, cosa poco habitual pero que se aprecia bastante ya que se pueden apreciar todos los aspectos reales de una banda en vivo.

INAZULINA

Un poco más de las 6:30 PM comenzó el setlist de Inazulina, una banda con un estilo muy personal dentro de la escena Goth. Anilorac es una frontwoman que realiza su performance como una verdadera Goth Star y lo demuestra en cada una de sus presentaciones. Con Vampire Child y Black Circle alcanzaron el punto más fuerte de su setlist. Gran cierre de año para Inazulina, teloneros de La Renga en Huracán y de Lacrimosa en Groove.

EVA

Muchos ya conocían a Eva porque la banda oriunda de zona oeste realizaba su show como teloneros de Lacrimosa por tercera vez consecutiva y de qué manera.

En mi mente, Ayúdame y Vamos a la oscuridad. Tres temas bastaron para que el público empezara a corear las canciones de Eva, cuatro si contamos la intro. El efectivo setlist se basó principalmente en su última placa Sobrevivientes salida a fines de 2015 y las canciones se sienten todavía frescas.

El cover Entre dos tierras de Héroes del Silencio no hizo más que reforzar los aplausos y Un nuevo empezar, de su primer disco de 2010, dio el cierre perfecto para una banda con una excelente llegada al público y de la que se espera que toquen más en 2018.

BLOODPARADE

Luego del instrumental/techno Evil Child a modo de intro, la banda liderada por Brenda Cuesta salió con todo a comerse un escenario que Eva había dejado caliente. Y si hay algo que tiene Bloodparade es trayectoria y temas gancheros para salir airosos, no por nada tocaron con todos los pesos pesados de la escena como Rammstein.

La arenga de Brenda entre Inocencia solitaria de su último disco y el ultra techno From Fire de State of Trance tuvo efecto inmediato, los asistentes se engancharon enseguida mientras el resto de la banda rockeaba a pleno y la vuelta de las coristas hacía recordar a los nostálgicos.

Waiting for the Horror y Exhale Again bajaron la adrenalina pero solo por un momento porque con el combo Hard Feeling, Can Ignore y Other Worlds todos del clásico State of Trance la adrenalina subió de Nuevo para hacer explotar un Groove ya lleno.

Punto aparte para Brenda, no solo porque es una excelente frontwoman con un carisma gigante sino por el rango vocal que maneja desde el limpio al podrido como si nada y quedó demostrado a lo largo del show hasta su fin.

La elección del setlist de los dos primeros discos, la performance de la banda y la imagen de las coristas en el fondo que nos devuelven al Bloodparade que animaba las fiestas Electro/Dark, muestran que Blood sabe dónde y cómo jugar y para qué público. Sin dudas un acierto del grupo que gustó a todos los presentes y nos deja a la expectativa sobre qué prepararán en este próximo 2018 que se cumplen los 15 años de la banda.

LACRIMOSA

Ya con un recinto lleno la banda alemana se presentaba por sexta vez en Argentina en el marco de la gira de su nuevo disco Testimonium, disco dedicado a los artistas fallecidos. El sonido de Groove fue excelente de principio a fin, salvo con un problema de una guitarra en uno de los temas finales.

La tríada comenzó con los nuevos Wenn unsere Helden sterben, Nach dem Sturm y Zwischen allen Stühlen, del mencionado reciente disco con un Tilo que se llevaba todos los flashes y se calzaba la guitarra desde el comienzo.

Luego de la trilogía de temas nuevos, el primer clásico de la noche se hizo presente. Muchas fanáticas no paraban de gritar e incluso llorar cuando comenzó Der Morgen Danach.

Con Not Every Pain Hurts llegó el turno de lucirse para Anne Nurmi, la otra parte creativa de Lacrimosa. Con un Tilo abocado a los teclados, la finlandesa tomó el centro del escenario para hacerlo suyo y llevarse todas las miradas con su bello y triste canto.

Lichtgestalt, una de las canciones más rockeras y ganchera de la discografía de la banda, fue recibida con un pogo muy grande y fue obviamente una de las más coreadas de la noche. Los gritos de “Tilo-Tilo” fueron agradecidos en castellano con acento español.

Uno de los momentos más emotivos del recital fue con Weltenbrand. La canción del último disco sorprende por lo extrema, el blast beat de la batería y un Wolff que la interpretó, sintió y sufrió al límite haciendo ademanes y cantando cara a cara a los fans tirado en el piso del escenario para delirio de todos los presentes.

Luego de una hermosa escena con los fans iluminando el recinto con velas de led durante Lass die Nacht nicht über mich fallen, Schakal hizo emocionar y llorar a muchos de nuevo.

Con Herz und Verstand, otro de los temas con una melodía con rumbo a clásico se notaba que  la banda la estaba pasando bien en el escenario y afianza más el vínculo entre todos los presentes.

Los riffs oscuros y por momentos grooveros de Feuer, nos dejaban ver otro de los lados más pesados de la banda. Tilo Wolff movía los brazos con el público en los estribillos de coros de niños para luego bailar como un Elvis diabólico al son del fuego en la pantalla LED de la escenografía. Una imagen impensada del frontman años atrás.

El falso final nos dejó con un oso de peluche gigante que le arrojaron  a Anne Nurmi y los clásicos “Lacrimosa es un sentimiento, no puedo parar”.

El escenario vacío se quebró en el bis con Stolzes Herz, la joya del disco Stille, y quizás el clásico por excelencia de la banda ya con un Groove que estallaba en emociones de todo tipo.

Nuevamente fue momento del cambio de roles, con If the World Stood Still a Day, Anne volvió al centro del escenario con mientras era observada por un Tilo que se calzaba la guitarra por segunda vez en la noche.

El cierre total de la velada fue con Durch Nacht und Flut, aquel que hace corear a morir a todos porque tiene al final sus versos traducidos al castellano.

Finalmente Tilo se dirigió al público por primera y única vez para decir algo más que “gracias”. Mencionó que era la última fecha del tour y que estaban contentos de que fuera en la “greatfucking Buenos Aires”, frase que desató los coros de cancha nuevamente de “Olé Lacrimosa” mientras la banda se despedía.

Así cerró Lacrimosa el Testimonium Tour, no hubo lugar para nada más. Ni siquiera ante el insistente grito para que tocasen “Copycat” por parte del público. Tilo Wolff agradecía con las manos juntas, Anne Nurmi terminó arrodillada y se sintió como nunca el por qué son los dueños de una escena Goth que no toma como héroes a cualquier artista sino a los que marcan la diferencia.

SETLIST LACRIMOSA

Wenn unsere Helden sterben – Nach dem Sturm – Zwischen allen Stühlen – Der Morgen danach – Not Every Pain Hurts -Lichtgestalt -Weltenbrand – Lass die Nacht nicht über mich fallen – Schakal – My Pain – Herz und Verstand – Feuer – BISES: Stolzes Herz – Alle ine zu zweit – Ich bin der brennen de Komet – If the World Stood Still a Day – Alles Lüge – BISES 2: Durch Nacht und Flut

SETILIST INAZULINA

Seductive Pain – Spirit of the Sea – Amor Brujo – Alone – Vampire Child – Black Circle – Lonely Tear

SETILIST EVA

Intro/En mi mente – Ayúdame – Vamos a la oscuridad – Ya más real – Entre 2 tierras (Héroes del Silencio) – Un nuevo empezar

SETILIST BLOODPARADE

Evil Child – Inocencia  Solitaria – From Fire – Waiting for the Horror – Exhale Again – Hard Feeling – Can Ignore – Other Worlds

Cobertura y Fotos Guido Schemonnia

Agradecimiento por la acreditación a Marcela Scorca.

 

 

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here