Club V, un lugar que está cómodamente ubicado en la capital porteña nos llama nuevamente un día jueves para asistir a una propuesta musical que quizás años anteriores hubiera dejado pasar por alto (con total desconocimiento de causa e ignorancia) debido a la mezcla de condimentos que hacen de Raise My Kilt una banda que NO podes dejar de ver, y que hace sumamente agradable olvidarse de que por un momento estamos casi ante el cierre de la semana y el jueves pasa a ser un sábado eterno, la fiesta llega para quedarse y los chicos saben perfectamente cómo manejar eso, y en esta ocasión estuvieron acompañados de otras dos propuestas que también son atípicas pero que le suman al condimento ideal de lo que se quiere ver en un evento de RMK, estamos hablando de las bandas 7M (7 Magníficos) y Angry Zeta, bienvenidos a un jueves distinto sin lugar a dudas.


Mientras iba esperando que todo diera comienzo, me preguntaba como sería estas propuestas juntas en vivo, quizás mi poco conocimiento de esta oleada de bandas que hacen mezcla de géneros que se está ganando adeptos por todos lados, hace que uno vaya ganando en ansiedad y expectativa por demás, viendo gente de todas las edades dispuestas a dejar de lado todos los problemas por un par de horas y entrar a divertirse, y recordando palabras de uno de los miembros pioneros de Raise My Kilt (Pablo Gadea) antes de que diera comienzo la velada daban el puntapié a lo que vendría después “Somos el terror de los sonidistas”

Pero más allá del comentario en tono gracioso sin ser pretensioso para nada, hay que admitir que tenía mucha curiosidad de ver lo que sería esto de mezclar sonidos celtas como la gaita y el punk como género que amoldaría lo que la banda logra demostrar, y después de ver su presentación doy fe de todas las cosas que dicen de los chicos, la banda tiene una energía que no se puede uno quedar quieto y sin dudas es una música para celebrar, donde la sonrisa siempre va a acompañar todo lo que veas hasta el final, y eso se vio en Club V esa noche de jueves, un sonido a la altura con el único detalle a mejorar pero no hablando ya de algo que sea relacionado a la banda sino al lugar de por sí que es un tema para muchos quizás algo insignificante pero, en mi caso tengo que admitir que siempre que voy a ver propuestas en Club V me siento algo defraudado por el poco alcance de la iluminación, en el marco que se le quiera dar al evento, pero podría ser un detalle a mejorar en lo que queda del año y ante el vendaval de bandas que seguramente pisaran las tablas en este lugar durante el 2018.


 


Comencemos por orden, la primera propuesta vendría de zona sur, precisamente de Quilmes a dar comienzo a la velada, estamos hablando de 7M que cuenta en sus filas a Andrés Wallace en (Voz) y comandante de la orquesta que te lleva desde el Ska, Rock y un sinfín de estilos que hace que no podamos encasillarlos en algún lado, y quizás eso sea el condimento fundamental de los chicos, Guillermo Kentros en (Guitarra), Jorge García en (Batería), Mariano Scelatto en (Bajo), Pablo Gilardoni en (Gaita/Guitarra), Francisco Domingo en (Percusión) y Andrés Otermin en (Saxo) hacen que cualquier escenario les quede chico pero sólo en cuanto a dimensiones de espacio, porque la música y el show que brindan es sumamente recomendable, donde sonaron impecables y pudieron comandar las riendas de la gente que fue entrando en calor y dando muestras de aceptación sumamente gratificantes. Sonaron los temas: Mosaico- Paraguay- Saliste a Patinar- Armaggideon- Toquinho- El Infierno- Locura Perfecta*- Complete Control- Soledad- Desde el Cielo
Hacemos el remarque al tema con el cuál sumaron de invitado a tocar la (Batería) al señor Claudio “Maffia” de Kapanga para interpretar Locura Perfecta, y creo que eso no sólo puede describir a la banda en su totalidad sino también a todas las bandas que se hicieron presentes esa noche, una locura perfecta y controlada.


 

Acto seguido, vendría la propuesta de Angry Zeta. Que por momentos dió muestras que no se presentaría, o quizás fue parte del show que salieran y entraran para tocar no arriba del escenario, sino por debajo de él pegado a la gente que los estaba mirando de manera atónita, y también en lo que pude hablar con uno de sus integrantes previo al show, Angry se concentra más que nada en dar un espectáculo que muestra temas clásicos country & bluegrass, sumado a otros géneros, todos en formato acústico con contrabajo y mandolinas, todo para llevarse por delante a todos entre la sorpresa y el asombro de ver algo completamente distinto a lo habitual, y que nos tomara no solo por sorpresa sino que también nos llevaba a prestar más atención debido a que al no estar conectado a nada que diera más volumen la intensidad la dio la banda y nosotros no podíamos dejar de cerrar la boca ante lo que estábamos viendo.


 

Dicho todo esto, nos quedaba ver a los chicos de Raise My Kilt, que en pasada ocasión hemos entrevistado en el programa, y para terminar de cerrar el círculo uno tiene que ver todo en vivo. Y no defraudaron en lo absoluto, todo lo que se dijo en el programa radial fue tal cual lo que se vio en escena, una banda que sale a patear cabezas súper compacta y con un gran sonido, con la mezcla del punk y los ritmos celtas de la gaita que siempre predomina, sumado a mandolinas y guitarras acústicas, Celtic Punk Rock como se los describe, es una banda que te lleva por delante en actitud y en cuanto a la propuesta, una banda que es diversión 100%. Letras en inglés que por momentos te llevan al punk crudo de Sex Pistols y los pasajes de gaita te llevan a cualquier bar irlandés en el cual puedas apreciar una rica cerveza con buena música. A New Tartán sería el tema de arranque sumado a Beer & Women, y que más agregar a ese título que no se dijo antes, sentate o parate y movete de aquí para allá pero con Raise My Kilt es imposible que la pases mal.

Sonaron los temas enganchados prácticamente bien al estilo Ramones, uno tras otro para no perder la intensidad en lo absoluto, en lo que fue la maratón de temas escuchamos: A New Tartan- Beer & Woman- Raise My Voice- 1982- New Arcadia + John Ryan’s Polka- Hector The Hero + Boston, If The Kids Are United- Wild Rover- Dirty Old Town- We’re Coming Back- AC/DC (extracto de It’s a Long Way To The Top) – Scotland The Brave
No hay un integrante que no sea multifacético en la banda, porque todos los chicos pasan de tocar el bajo, la guitarra acústica, la mandolina, el banjo y hasta turnarse para cantar y hacer los coros, lo cual hace que prestemos atención a cada detalle y gane en emociones sin dudas fue una fiesta, motivo para celebrar y dejar de lado todos los problemas que tenemos consigo día a día, agarrar una cerveza bien fría y levantarla en alto con el que tengas al lado, Raise My Kilt lleva a todo eso y a dejar en claro algo, cualquier momento de la semana se puede convertir en una fiesta.

 

Agradecimiento a Andrea Capalbo por la acreditación

Cobertura por Máximo Castro

PH: Máximo Castro

 

 

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here