Con la excusa de despedir el año y continuar presentando su último trabajo discográfico, “Desconexión”, la banda realizó dos fechas en el Roxy La Viola Bar.

En el último mes del año la banda Lörihen apostó nuevamente en grande y se anotó con dos presentaciones para despedir el año junto a sus seguidores en el bar de la zona de Palermo. Dos listas armadas especialmente para cada día hicieron de la última fecha del año una experiencia digna de compartir junto a la banda.-

 La cita estaba pautada para comenzar a las 19.30 hs. con la presentación de Gambler y ellos se hicieron presentes a la hora señalada. Siempre es difícil abrir una fecha pero ellos sobrellevaron esa carga con total profesionalismo y desplegaron su hard rock enérgico sobre las tablas. Una propuesta interesante que se encuentra preparando disco nuevo para el año que viene.- 

Cuando la hora en el celular nos indicaba que estábamos cerca de las 21 hs. y el público comenzaba a multiplicarse, se hizo presente Ariadna Project. Dueños de un Power Metal y una calidad humana única la banda se encuentra atravesando un gran presente marcado por la gran cantidad de presentaciones que han realizado durante todo el año.  Acompañando con una presencia importante desde la pantalla ubicada detrás de la batería nos pudimos deleitar con la tapa de «Novus Mundus» y el ojo que nos parecía observar en todo momento. Excelente combinación visual y musical para hacer vibrar al público y reivindicar su propuesta y su proyección de constante crecimiento.

Nos encontrábamos en sintonía directa con el escenario y ansiosos por disfrutar de Lörihen, hasta que ese momento llegó y los comandados por Emiliano Obregón abrieron el fuego con «Libertad», tema que también abre su reciente trabajo. Los clásicos estuvieron presentes de la mano de «Bajo la Cruz», «Aún sigo Latiendo», «Utopía», mezcladas en perfecta armonía con interpretaciones de su más reciente trabajo como «Triste Historia del Poder» y «Espinas en el Alma».

Durante todo el show se notó a la banda disfrutando del show e interactuando con los presentes y eso es algo que siempre es bien recibido por quienes asistimos a los recitales.

Cuando la noche se iba deshaciendo interpretaron una vez más la clásica «Highway to Hell» seguida para finalizar por «Vida Eterna», interpretada junto a Aaron Briglia Y Emmanuel Gebram.

De ésta manera finalizaba el día y nos íbamos del recinto con la sensación de que lo que habíamos vivido era algo sobrenatural.

Por: Jonathan Punos

Ph: Marcela Veronica Gallo

Agradecemos a Gaby Sisti y Coco Cabrera por la acreditación.

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here