El pasado domingo 28/7 fue la primera edición del “Heavy Noise Festival” y las bandas que conformaron la fecha están dejando su huella en el Metal, brindando propuestas variadas en estilos y puestas en escena cada vez más profesionales. Será que empieza una nueva etapa en el Metal argentino?

Siendo las 18hs puntuales, Uniclub abría sus puertas para dar inicio a la primera edición del Heavy Noise Festival 2019. Y quienes iniciaron la noche no se hicieron esperar. Los primeros en abrir el ruedo fueron los chicos de Libremente, una banda bastante reciente pero que demostraron que tienen mucho para dar. Con su Nü Metal fresco y sus letras místicas pusieron a la gente a cantar y saltar mientras estuvieron sobre las tablas. Ellos aún siguen presentando su álbum “Atracción” que salió el diciembre pasado del 2018. De la mano de Matías Cabrera en voz, Diego Barrios en guitarra, Fernando Nicolás Fasano en el bajo y Ezequiel Freiganes en batería, Libremente brindó un show muy cálido y profesional, pasando por sus temas más populares y elegidos por la gente “Atracción”, “Corriendo una vez más», “Inferior” fueron coreados e invitaron al público nuevo a que sea parte de esta energía tan atrayente. Cerrando con “Colapsar”, “Impulso” y el broche de oro “Que no te importe” tema que tiene su respectivo video oficial, se despedían dejándonos preparados para lo que seguía. La noche recién empezaba.

Más tarde fue el turno de una de las bandas que está renovando el Death Core como lo conocemos, Khodex hacia su entrada dramática con una intro armonizada por secuencia seguida de “Eslabón Perdido”, “Fuera de si” y “Prototipo” con la voz afilada y agresiva de Lucas Terrenzi y los riffs aplastantes de Gonzalo Ferreyra, Khodex puso a mover la peluca del público de Uniclub. Además cabe destacar que su puesta en escena no tuvo desperdicio; desde proyecciones en la pantalla hasta banners en el escenario, se nota que buscan brindar un show completo y lo consiguieron. En “Klaatu” e “Impulso” pudimos ver la destreza y prolijidad de Gustavo Gómez en bajo y Federico Ferreyra en la batería, la base de toda banda estaba más que afianzada. Khodex se despidió con el tema “Codex” dejándonos con ganas de escuchar más sobre ellos y su reversión del Death Core fresco y dinámico.

Siendo las 20.30hs, el ambiente empezó a oscurecerse, la noche se iba poniendo más agresiva y Burden Rage salía al escenario a demostrar lo que es el Death Metal bien filoso. Es impresionante ver a Gonzalo Roland cantar sin descanso con su voz podrida impecable y los screams que ponían la piel de gallina. Desplegaron una carta de temas sin descanso “Apócrifo” fue su inicio y seguidos sin parar pasaron “Faros de Mierda Ardiente”, ”Hasta el Cenit” y “En Nombre de Nadie” donde también vimos una técnica y sin cronicidad de Pablo Toiran y Facundo Cocimano en las guitarras. Pasando por “El Hedor en Nuestro Nombre”, “Walk over The crushed skulls” era momento de ir cerrando la noche, era momento de que “Ante Ruinas” suene. Con el bajo de Jorge Furno y la batería de Eduardo Turco sonando al mango, Burden Rage dejaba su huella en la noche. Pero no termino ahí…

Era el turno del Thrash melódico en la noche, era el momento de Hermanos de Sangre, quienes luego de su intro “Salamanca” dieron una presentación más que impecable, demostrando que el thrash puede tener muchos matices. Siguiendo con “Seivas”,”Hoy no es un Diablo Blanco y Negro” e “Incomprensiblemente soy” desplegaron un abanico de sonidos impresionantes desde la voz y guitarra del Chino Gastaldi, los arpegios tristes de Pehuen Berdún, las bases complementarias de Germán Carmánico y la batería sólida de Facundo Cáneva; llevaron al gentío por diferentes emociones musicales dentro de un contexto de crítica social bien marcado. Así pasaron “Corazón de Ceniza”, “Germen” y “Sicomagia” pertenecientes a su disco “Hoy no es un Diablo Blanco y Negro” el que recibió una excelente aceptación de parte de la gente y sigue teniéndola sea alguien que ya los escuchó antes o quién los escuchaba por primera vez. La frutilla del postre fue “Leviatán” que dejó a la gente lista para Xeven.

Era momento de cerrar la noche, era el momento de que la fuerza de Xeven nos aplaste. Con un Elías Villavicencio en las voces podridas más la armonización de voces limpias de Sebastián López quién también maneja la guitarra, Xeven dio inicio a su noche con el tema “Inmortal”. Pasando por “Escuchar tu voz”, “Traición», “Mi Única Oportunidad» vimos a un Matías Cantarelli buscando la complicidad del público, a un Hernán Wildhoz con unas bases de teclado progresivas que hacían a las composiciones más completas. Llegaron los últimos temas que tienen sus respectivos videos. En “Gritando al Cielo” vimos la destreza de Franco Lazarte en la segunda guitarra y a Walter Lazarte en la batería, con un golpe preciso y un muy buen gusto en la finalización de los estribillos. Ya por finalizar la noche era momento de que Matías Cabrera voz de Libremente, se hermanara con ellos para cerrar con el tema “La Fuerza de tu Ser” que ya es común en sus presentaciones que sea de esta forma. Abajo el público cantaba cada tema, saltando y agitando dejando en claro que el Heavy Noise Festival había sido todo un éxito!

Por Aldana Arce

Ph: Juli G Lopez

Agradecimiento a Matías Cabrera por las acreditaciones.

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here