La banda de Heavy Metal que enaltece la escena nacional.

Lörihen sigue demostrando una calidad intacta después de más de 20 años de vida.

Eran las 20 horas del sábado 8 de junio cuando HARDLEY comenzaba a musicalizar con su Hardrock puro, El Teatrito, a la espera de una gran noche de rock.

Un viaje hacia los 80′ desde la imagen y actitud hasta los riffs de guitarra en canciones como «Mienten» (La apertura del show), «No van a poder pararla» y «Sálvame». La presentación fue acompañada de videos que relataban la temática en la pantalla gigante detrás del escenario.

En segundo turno llegó la hora de salir a escena para los músicos de FEEED.

Y quiero destacar especialmente el relato sobre esta banda ya que es la primera vez que estoy frente a una propuesta de esta índole… Las Malvinas Argentinas fueron, son y serán siempre argentinas.

Con un set list de rock potente en causa y emotivo en letra, músicos y público compartieron un mismo sentir durante la noche. Voy a resaltar el hecho que entre los presentes había ex-combatientes con banderas que demostraban el orgullo y la felicidad de ‘SER’ parte, muchas veces cruelmente olvidados. Es en estos casos donde la música cobra un valor agregado y más que especial.

Saber que hay un grupo de amigos levantando la bandera de esta causa, una de las más importantes en nuestra historia como nación y pueblo me enorgullece hasta las lágrimas.

Musicalmente impecables, para destacar la voz de Camacho, quién parece ser hecho a la medida para gritar por esta reivindicación.

En guitarra  Yises, el Bajo: Koya, la Bata: PM, Teclas: Naipe. Todos con insignias de Malvinas en sus instrumentos y vestuario. Todo esto y las imágenes en la pantalla gigante, conmovieron y motivaron el clima para hacer saltar a todos los presentes.

Como si esto fuese poco y nada es casualidad, para cerrar la noche, Lörihen.

Banda que despierta mi admiración no sólo por lo musical sino también por sus letras, las cuales en muchos casos están muy emparentadas con tener conciencia social en varios aspectos, como individuos y conjunto.

«Hoy! tu voz volvió a gritar» se titula esta review y no encontré mejor manera para describir la sensación de una noche colmada de emociones.

«Libertad», el comienzo del set list, canción que abre también su última placa: «Desconexión».

El segundo tema de la noche, «Aún sigo latiendo», de su disco anterior para entrar en calor… «Presa fácil» fue la antorcha incandescente.

El «Paradigma» para derrumbar el «Muro del silencio» con las guitarras ensambladas a la perfección de Emiliano y Ezequiel, este último ya totalmente acoplado a la maquinaria rockera de Lörihen. Junto a las cuerdas graves (Bajo), un nuevo integrante que hacía su presentación oficial, Christian Abarca.

Luego, un momento para dedicar el show a la memoria de alguien que marcó musicalmente la vida de muchos de nosotros, André Matos, la voz del Power Metal latinoamericano en Angra y la ovación de los presentes.

Para seguir con el clima emotivo, Emiliano con la viola acústica bajo el brazo junto a Lucas en el escenario interpretaron «El secreto más perverso», versión de su EP «Fuego y madera». Pese al corte de cuerda en la guitarra el clima no se vio opacado, es ese poder en la voz de Lucas y carisma que se lleva la atención de todos. Para cerrar el momento íntimo, Emiliano deja paso nuevamente al 6to Lörihen, Andrés Blanco (Crytical) en teclados para darle un clima especial a «Contraluz», la balada de su último disco.

Un clásico, el invitado que todos agradecen seguir viendo cantar y divertirse como en las primeras épocas de la banda, el señor Javier Barrozo, acompañado en esta ocasión por Horacio Pinasco (Hyedrah) en el bajo «Traidor» explotó en la noche del Teatrito.

Un set list que recorrió pasado y presente con la misma intensidad para demostrar un catálogo plagado de energía y canciones pegadizas que identificaron las historias de muchos.

Para el cierre especial más invitados, Aarón Briglia-Voz (Helker) y Sebastián Souza-Guitarra . Colmando el escenario de músicos, todos juntos para un final a pura fiesta.

Resuenan los parches de Hernán Ríos anunciando «El último Eclipse» de su tercer disco «Paradigma». El juego vocal entre Lucas, Javier y Aarón predomina la escena que por momentos eclipsan las armonías Power clásicas de las guitarras, sin dejar que brillen tras ellas. Todos corean, músicos y fans. -«Es nuestro destino juntos hasta el más allá…», frase que anticipa la llegada de ‘EL’ clásico en todos los shows para la despedida hasta un nuevo encuentro, «Vida Eterna», donde sólo alcanzará que nuestras voces sigan latiendo…

Vida Eterna para Lörihen señoras y señores.

Por: Fernando Pizarro

Ph: Carola Sciancalepore

Agradecimiento a Emiliano Obregón por las acreditaciones.

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here