Casi 40 años de carrera para que mi banda alemana de Thrash favorita (después de Kreator) y teniendo en cuenta la última década donde habían suavizado su sonido dejando un poco de lado el salvajismo de las obras anteriores pensé́ que este álbum iría por el mismo camino, pero ya al escuchar los tres adelantos y ahora el disco entero celebró la vuelta a los días de brutalidad, eso sí, una brutalidad más madura, donde también los teutones se destacan en las canciones a medio tiempo.

El disco es un mazazo a la nuca, no creo que defraude a nadie, y lo que temíamos con la salida de Husky tras los parches con Toni Merkel no hay de que asustarse, el chabón es una máquina y la rompe en todo el disco. Angelripper como siempre es el comandante de batalla y dejará la garganta si es necesario (como nos tiene acostumbrados en vivo).

Mi favorita es “Nicht Mehr Mein Land” donde mi corazoncito Alemán hace lo suyo y donde del medio tiempo pasan a la brutalidad de los primeros discos, una joya. Un gran álbum en este 2020 que será́ recordado no solo por todo lo malo vivido sino por la calidad y cantidad de grandes discos extremos que nos deja.

Tom Angelripper: Voz y Bajo

Frank Blackfire: Guitarra

Yorck Segatz: Guitarra

Toni Merkel: Batería

Por Diego Porpatto

Comentarios Via Facebook

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here